Receta cocido madrileño

Para hacer un buen cocido se necesita cariño, seis horas y cuatro ollas. Sin olvidar que el ingrediente principal es la compañía con la que se va a degustar.

En la primera olla, se cocerán las carnes: falda de ternera, huesos de espinazo y de caña, punta de jamón, morcillo, tocino fresco y salado, pollo y gallina.

En la segunda olla, se cocerán los garbanzos (previo remojo de veinticuatro horas), junto con punta de jamón, falda de ternera, tocino fresco y salado. Al final de la cocción se añadirá chorizo y morcilla de cebolla.

En la tercera olla, se cocerá el repollo, la zanahoria, el puerro y las judías verdes, cada verdura separada por una malla.

Y en la cuarta, las patatas.

Se salará cada olla y se añadirá un chorrito de aceite de oliva.

Cocidas las carnes, los garbanzos y las verduras, se colarán los caldos y se juntarán en uno para hacer la sopa con fideos finos.

Se hacen las bolas con un poco de morcillo, algo de chorizo, falda de ternera y tocino, picado todo bien menudo, junto con ajo, perejil, pan rallado y huevos batidos. Se fríen.

A parte, se sofríe el repollo también picado bien menudo, con ajo y pimentón dulce.

Se sirve primero la sopa, y en un segundo vuelco, las bolas, las carnes, las verduras y los garbanzos con tomate rallado, comino y cebolla por encima. Y piparras al gusto.

“A quererte con locura, yo aprendí desde pequeño, porque tú eres gloria pura, cocidíto madrileño”


ENVÍANOS TUS CONSULTAS SOBRE LA RECETA DEL COCIDO MADRILEÑO